~Botón foro~
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Rabbit Hunter
Miér 1 Jul - 11:44 por Rotersand

» Izumi Sena
Sáb 16 Ago - 17:16 por Izumi Sena

» Respirar...
Mar 28 Ene - 3:08 por Zero Kiryuu

» ~Registro~
Mar 28 Ene - 2:57 por Zero Kiryuu

» Kakeru Yuiga (incompleta faltan gustos y desagrados, en menos de 1 dia estara completa)
Dom 26 Ene - 1:37 por Kakeru Yuiga

» Ukyo Ryugazaki
Mar 21 Ene - 19:10 por Ukyo

» ~Reglas Generales~
Mar 21 Ene - 18:52 por Ukyo

» Zero Kiryuu
Lun 30 Dic - 15:05 por Zero Kiryuu

» Chicos guapos
Miér 31 Jul - 13:53 por Sionsan

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Vie 7 Mar - 22:16.
~ Estación ~
~Afiliados~
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


Una trampa del amor - OneShot Original

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una trampa del amor - OneShot Original

Mensaje por Sanaro Sutsuy el Miér 10 Oct - 18:08

Una trampa del amor



– Esto, no puede ser cierto, no puede estar pasando. – Sollozaba, con una sonrisa temblorosa, un joven de cabellera negra y mirada carmín, habiendo recogido una espada que, hasta entonces, aguardaba en la pared.
– ¿Por qué? – Cuestionó con sus mejillas empapadas en lágrimas al sujeto que frente a él sostenía una espada ensangrentada – ¿Por qué lo hiciste? Rey, ¿Por qué los mataste? Yo, yo confié en ti.
– Venganza – Respondió este, observándole con penetrantes ojos turquesa; su cabello rojizo se confundía con la sangre que manchaba su rostro y ropa.
– ¿Venganza?
– Tu familia destruyó la mía. Hace mucho que esperaba llegase este día, no tienes idea de cuánto lo he planeado, de cuanto lo anhelaba.
– Entonces… ¿Qué hay de mí? ¿Sólo jugaste conmigo?... ¿Me usaste?... ¿Sólo fui, parte, de, tu venganza?... Lo nuestro… ¿Fue todo mentira?... ¿Sólo eso… parte de esto… ¡de tu venganza!?... ¿Nunca significó nada para ti? ¿Nunca signifiqué nada?... – Lloraba, temblando, sosteniendo la espada con ambas manos frente a él, con voz entrecortada realizaba cada pregunta, aún temiendo la respuesta – Lo sabías… Desde el comienzo… ¿Por eso te acercaste a mi?
El pelirrojo le observaba, escuchando cada pregunta sin realizar movimiento alguno.
– De todos – Reconoció calmadamente – Eras el más hábil y fuerte; el único que podría hacerme frente.
Avanzó unos pasos, obligando al otro a retroceder uno también. – Si te enamorabas de mí no podrías matarme, no podrías enfrentarme con esa intención.
– Nunca te importé… – Musitó con sus ojos empañados, esbozando luego una triste sonrisa – Tenías razón – Dijo, arrojando su espada lejos, a un lado – No puedo pelear contra ti – Se dejó caer de rodillas, bajando la mirada al suelo – Ya… Puedes… Matarme y, acabar con eso.
– No puedo – Escuchó decir a Rey rotundamente.
El joven se sorprendió, levantando la vista un instante – ¿Por qué? ¿No era esto lo que querías?... Sólo mátame, mátame y habrás acabado tu venganza… – Podía sentir una fuerte presión en su pecho; quería que se detuviera aquel dolor, que todo aquello desapareciese de una vez, incluso si debía morir lenta y dolorosamente, nada podía ser peor que aquella sensación.
– No – Se hizo escuchar nuevamente aquella voz en tono determinante de quien avanzó un paso más cerca del otro.
– ¿¡Por qué!? – Exclamó, cerrando fuertemente sus ojos en un intento inútil por contener las lágrimas que procuraban volver a escapar – ¿No has tenido suficiente de tu venganza ya? Los asesinaste; todos, todos están muertos… Y… también yo… Jugaste con, mis sentimientos, te aprovechaste, y… destruiste mi orgullo… porque… a pesar de todo eso, sigo sintiendo la misma ansiedad cuando pienso en ti; esa indescriptible sensación que siempre tuve… Incluso, sabiendo que debería odiarte, no puedo; mi, corazón sigue latiendo fuertemente cuando te oigo, se, acelera sólo sabiendo que, estás ahí, cerca, y… no puedo evitarlo… ¿Es-eso, no es, suficiente?... ¿No he, sufrido ya, lo suficiente como, para que puedas, acabar con esto?... ¿Por qué, no, sólo me matas y, acabas, tu venganza de, una vez?
– No – Repitió el otro acercándosele – Dije que no puedo, ¿No lo entiendes? – Su voz no se había alterado en lo más mínimo. Clavó la espada junto al joven que le dedicó una mirada de reojo para luego levantar la vista hacia el otro, sintiendo cómo delicadamente una mano sujetaba su mentón.
– No puedo matarte – Continuó – Porque caí en mi propia trampa, me enamoré de ti, Luke.
Separando levemente los labios, el rostro del chico reflejaba su sorpresa ante aquella confesión.
Rey volteó alejándose, luego se detuvo y concluyó. – Puedes quedarte aquí o venir conmigo, o tomar esa espada y cobrar venganza por tu familia. Tú eliges.
Hubo un instante de silencio antes de que el chico recogiese la espada incorporándose. Pese a todo lo ocurrido, aún le amaba.
Corrió entonces hacia él, abrazándole fuertemente. Dejó que la espada se deslizara por su mano cayendo al suelo, allí dónde sería olvidada junto a aquella sangrienta escena de muerte.
Aferrándose con fuerza al otro, mojándole, con su rostro empapado, la espalda, le susurró lentamente – Si mueres, llévame contigo.

--------------------

U: Aquí una pequeña historia que escribí recientemente, bueno, se que no justifica ni repara mi ausencia, pero el último mes (y medio) de clase me está teniendo más que un tanto atareada... De modo que decidí hacerme una pasada rápida y dejarles algo al menos...

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Sanaro Sutsuy

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.